El primer mes y la primera navidad

La primera navidad llegó con apenas unos días de vida. Al principio ni sabíamos seguro si el 24 podríamos estar en casa o lo pasaríamos en el hospital, aunque por suerte al final todo salió bien y esa noche mágica llegamos a lo que significa esa encantadora palabra..el hogar.

Bebé en Navidad

Mara en su primera Navidad

Preparando tu llegada y con el esfuerzo sobrehumano de una embarazadísima mamá conseguimos crear en la casa de tus abuelos un espacio mágico donde los pequeños detalles, las velas, los olores, tu cuna….y tantos pequeños guiños a nuestra vida creaban un lugar acogedor donde se nos reconocía a los tres.

Fueron días especiales cuando  el ritmo de las personas cambia y donde poco a poco nos fuimos conociendo. La cultura húngara favorece más si cabe esta intimidad, y así entre villancicos y dulces  hicimos tus primeras veces de casi todo…primer paseo, primeros llantos, primera nieve, primeros amigos…También por primera vez se produjo algo maravilloso y es que después de los días señalados el ambiente navideño se quedo en nuestro hogar, y las primeras rutinas se fueron forjando juntos.

Recuerdo de manera especial esos primeros momentos de madrugada salir al sofá del salón y entre lloros colocarte sobre mi pecho y verte dormir al ritmo de mi respiración.

Podría contarte mil historias de aquellos días tan intensos, pero sino nunca llegaré a contarte como ayer pasaste tu primer fin de semana sin nosotros… pero todo a su tiempo.

Un primer mes intenso y especial donde la navidad sirvió de decorado perfecto para tu llegada.

Anuncios